El OFS cayó derrotado por diez a cero en un encuentro en el cual el resultado no refleja lo visto en el encuentro. El encuentro fue disputado la fría y húmeda noche del miércoles en el Pabellón de Torrellano y comenzó con un ligero retraso el partido.

El equipo oriolano gozó de varias ocasiones para marcar, entre ellas 3 unos contra unos que no acabaron en gol de milagro, una falta justo antes del descanso que rozó el larguero tras vencer al portero con una preciosa vaselina, y un rechace que inexplicablemente se falló sin portero.

Ante un gran rival y candidato al título y sin llegar a hacer un buen partido, sobretodo en defensa, el equipo luchó hasta el final y demostró tener potencial para poder conseguir más puntos de lo que están consiguiendo.